Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies OK | Más información
receptor viark

Chincheta Autor Tema: EL CATACLISMO MUNDIAL DE 2012  (Leído 3087 veces)

13/03/2009, 21:54 -

EL CATACLISMO MUNDIAL DE 2012

Registrado:
01/03/2009
Gracias:
0/4
Mensajes
631
Que lobezno publique,esta o otra noticias,no quiere decir que estoy de acuerdo,simplemente pongo en conocimiento del foro,las multiples ideas al respecto.


Patrick Geryl es autor de nueve libros escritos en holandés, y uno publicado en alemán. Todos ellos se convirtieron en bestsellers.


Desde su niñez se interesó profundamente por la astronomía y hasta el presente, ha estudiando cientos de publicaciones y libros sobre el tema.

 
En su primer libro publicado sobre astronomía: A new Space-Time Dimensión (Una nueva dimensión de tiempo y espacio, 1979), lanzó un ataque a la mundialmente famosa teoría de la relatividad y predijo numerosos cambios en el universo. Sus predicciones se confirmaron en los últimos diez años, con lo que obtuvo gran publicidad de la prensa belga.


Sus descubrimientos sobre el Fin de los Tiempos en 2012 lo impulsaron a iniciar una intensa investigación que volcó en tres libros: el primero de ellos, LA PROFECÍA DE ORION (Kier, 2004), fue publicado en EE.UU. y traducido y editado en Polonia.

 

En los próximos dos años, el resto de su obra será publicada en inglés y polaco:

EL CATACLISMO MUNDIAL DE 2012 (Kier, 2006)

CÓMO SOBREVIVIR AL CATACLISMO DE 2012 (Kier, noviembre de 2006).

Luego de sus publicaciones, Patrick dedicará su tiempo a formar grupos de supervivencia al cataclismo de 2012.
 
PRÓLOGO - 2012 Y LAS SÚPER GALAXIAS

En el libro La Profecía de Orión llegué a la asombrosa conclusión de que en el año 2012 d.C. la Tierra estará sujeta a un enorme desastre. La causa será que su campo magnético se invertirá súbitamente y, como resultado, se producirá un enorme desplazamiento de la corteza terrestre. De hecho, nadie podrá sobrevivir, al tiempo que todos nuestros conocimientos adquiridos desaparecerán.

 

Estas predicciones científicas se originan en los mayas y los antiguos egipcios. Ambas civilizaciones descienden de los legendarios atlantes, quienes tuvieron un conocimiento astronómico sumamente elevado. En ese entonces, fueron capaces de predecir con total exactitud la ola gigante que iba a anunciar el fin de su civilización.

 

Esto me llevó a ir en pos de los antecedentes de sus cálculos. Al cabo de años ele intensas investigaciones, por último logré descifrar los códigos milenarios de los mayas y los antiguos egipcios. Todos mis hallazgos constituyen una asombrosa expedición exploratoria en los secretos de un pasado muy distante. Lo que descubrí es sorprendente y atañe a todos.

 

Al mismo tiempo, este descubrimiento explica por qué los egipcios construyeron las pirámides de Giza según la constelación de Orión.


En el año 2012 d.C, tal como sucedió en 9792 a.C. (año de la última inversión de los polos), Venus hará un giro planetario solare la constelación de Orión. En el Libro Egipcio de los Muertos este giro está descrito como la señal crucial de la inversión de los polos, porque después de esto la Tierra comenzará a girar en sentido opuesto.

 

La descripción astronómica de este fenómeno que nos legaron los egipcios es sorprendentemente inteligente y va más allá de todo conocimiento científico. También descubrí que el Códice Dresden de los mayas habla sobre el ciclo de las manchas solares (¡del que nuestros astrónomos modernos aún no saben nada!). En un momento dado, cuando el magnetismo del Sol llegue a un punto crucial, una colosal catástrofe destruirá la Tierra.

 

El zodíaco astronómico egipcio describe las eras en las que ocurrieron catástrofes anteriores y también contiene los códigos del ciclo de las manchas solares y el movimiento de Orión: el próximo desastre se producirá cuando Venus haga un movimiento de retroceso sobre esta constelación. La combinación de estos hechos demuestra el origen del número 666, conocido, por la Biblia, como el número del Apocalipsis. Esta cifra alude a una aberración en el ciclo de las manchas solares, que establece las bases para el siguiente cataclismo mundial.


Más aún, ambas culturas tuvieron cálculos increíblemente precisos para la órbita de la Tierra alrededor del Sol y son tan exactos que sobrepasan a nuestros valores actuales.

 

Estaba tan asombrado por mis descubrimientos, que tuve que considerar estos antiguos datos como ciertos, lo que nos lleva a la pregunta crucial:

¿Habrá que tomar seriamente en cuenta mis hallazgos o no?

¿Es mi argumentación lo suficientemente fuerte desde un punto de vista científico?

¿Tengo la evidencia para respaldarla?

¿Poseo los conocimientos suficientes de astronomía?

Esto es decisivo porque los cálculos de los mayas y los antiguos egipcios se basan enteramente en esta ciencia.


En definitiva, creo que sí. Mis predicciones astronómicas anteriores se hicieron realidad, exactamente como las había anunciado. ¡Y no son de menor importancia! Por eso mis descubrimientos sobre los mayas y los antiguos egipcios deberían ser tenidos en cuenta con mucha seriedad.


Le daré un ejemplo: hace más de veinte años yo fui el único en el mundo que predijo el hallazgo de miles de millones de quásares en el espectro infrarrojo, como también la expansión acelerada del universo. Lo explico de una manera muy simple en mi libro A New Space-Time Dimensión [Una nueva dimensión del espacio-tiempo], que se publicará en inglés.

 

En ese momento, ni un solo astrónomo podía considerarlo posible; más aún, ¡despreciaban la idea por juzgarlo imposible! Sin embargo, apenas unos años más tarde tuvieron que inclinar su cabeza; los artículos en la prensa flamenca y una entrevista en la televisión belga en 1990, evidentemente demostraron que tenía razón.

 

¿Y de qué trata todo esto?


El satélite holandés IRAS fue lanzado el 26 de enero de 1983. Unas semanas después, el 11 de febrero, se publicó un artículo mío en el diario flamenco Het Laatste Nieuws, donde explicaba en detalle que el IRAS demostraría que la teoría de la relatividad es incorrecta.

 

El diario comentó:

"Según Geryl, el IRAS debería poder demostrar que sus cálculos son correctos y rastrear miles de millones de supergalaxias que irradian energías extremadamente elevadas y, además, se alejan de nosotros de manera muy rápida, casi a la velocidad de la luz.

 

Esto implica que este tipo de sistemas no pueden verse desde la Tierra con los telescopios de luz normales, sino sólo con la ayuda de telescopios infrarrojos, como el que tiene a bordo la sonda espacial holandesa. Si el IRAS llega a descubrir tales sistemas, eso significa que la teoría de la relatividad de Einstein no es correcta, y nos daría una dimensión del espacio-tiempo completamente nueva, según afirma Geryl".

Otro artículo, publicado en el diario De Gazet van Antwerpen, aclara:

"Según la ley de la relatividad, las galaxias más rápidas del cosmos, los sistemas de quásares, deberían envejecer más lentamente; incluso, no deberíamos detectar ningún cambio rápido en su estructura y su fuerza gravitacional. Además, los mundos de quásares deberían irradiar menos energía, debido a la dilatación del tiempo. Sin embargo, según el hombre de Deurne, uno en realidad no ve esta dilatación del tiempo, sino algo completamente distinto, algo que revierte por completo la teoría de Einstein.

 

¡Los quásares están colapsando!

 

Perecen aún más rápido que otras galaxias. De hecho, las super-explosiones se están produciendo a una velocidad muy alta; por lo tanto, esto significa que los quásares no son para nada sensibles a esta dilatación del tiempo. Por ej. contrario, son mucho más inestables y se están destruyendo con un catastrófico colapso gravitacional. Incluso, aceleran su autodestrucción por medio de la masa coagulante (porque la masa aumenta con la velocidad) y al final mueren en las explosiones más violentas del universo.

 

En este libro de fácil lectura, Geryl explica estos fenómenos y llega a la conclusión de que la mundialmente famosa teoría de la relatividad no es correcta. Sus deducciones son asombrosas y crean una dimensión del espacio-tiempo completamente nueva, cuyas implicancias serán enormes, y si Geryl tiene razón, resultarán de una extrema importancia para la ciencia. El futuro demostrará quién está en lo cierto".

El viernes 23 de noviembre de 1990, volví a explicar todo a la popular revista científica Modem, perteneciente a la televisión flamenca en ese entonces, y enfaticé el hecho de que el universo debe expandirse con aceleración.

A comienzos de los noventa se descubrieron miles de millones de quásares en el espectro infrarrojo. En 1998 se supo que el universo se está expandiendo con aceleración. Hice algunas otras predicciones en mis libros, que aún los astrónomos y físicos deben demostrar.

 

Esto nos retrotrae a este libro y a mis hallazgos para el año 2012.

Regresar al Índice

INTRODUCCIÓN

Un mundo perdido


imagine el mayor dilema de todos los tiempos: tiene conocimientos que podrían salvar al planeta, pero la mayor parte de la gente no le cree. Se trata de la búsqueda de una civilización perdida, que nadie más que usted sabe cómo encontrar. Los científicos y artistas que pertenecían a esta civilización desaparecieron y dejaron un mensaje trascendental acerca de una catástrofe inminente que destruirá toda la Tierra dentro de algunos años.

 

De eso, usted está totalmente convencido, porque pudo descifrar los códigos decisivos, códigos que contienen datos que ellos no hubieran podido conocer, salvo que tuviesen un elevado conocimiento de astronomía.


¿Y qué si, en efecto, los conocían y usted puede probarlo de manera irrefutable? Aun así, sólo algunos le creen, porque la historia es demasiado inverosímil. Ahí está usted; ¿qué va a hacer? ¿Qué posibilidades tiene de convencer a sus semejantes de que le asiste la razón?

 

Además, no tiene mucho tiempo porque el desastre fatal ocurrirá dentro de unos pocos años. Este es el dilema al que me enfrento y que me desespera, pues no hay perspectiva de solución posible. Tal vez usted, lector de este libro, pueda contribuir para ayudarme a salir de este círculo, ya sea económicamente o de alguna Otra manera. Entonces, podremos hacer excavaciones para encontrar el legendario Laberinto en Egipto, que alberga todo el conocimiento del desastre por venir.

 

Todo ser humano de mentalidad abierta está en condiciones de llegar a esta conclusión a partir de mi libro anterior. Una vez que hallemos el Laberinto, podremos tomar precauciones rápidamente para preservar, tal vez en parte, nuestros conocimientos. Sin embargo, ¿puedo hacerlo? ¿Puedo motivar al mundo para que desentierre y descifre la sabiduría oculta en el Laberinto? ¿Tengo la suficiente fuerza para cumplir esta tarea? Creo que sí. Por eso escribí este libro. Deseo inspirar a la mayor cantidad de personas para que dejen al descubierto el mayor edificio que existe; la ola de impacto que esto puede crear no tendrá equivalente en la historia.


Para aquellos que no han leído mi libro anterior, entrego aquí una breve descripción del lugar donde el mayor descubrimiento arqueológico está esperando para salir a la luz. Después de haber leído en el libro de Albert Slosman Le livre de Vawdelá de la vie [El libro de allende la vida] que todo el conocimiento de los egipcios se encuentra oculto en el Laberinto, de inmediato me puse alerta.

 

Slosman también mencionó que Heródoto, el historiador más conocido de la antigüedad, visitó este edificio hace dos mil quinientos años. Después de cierto trabajo de investigación hallé el informe de Heródoto. La siguiente descripción forma parte de sus Historias:
 


Descripción del Laberinto


Yo estuve allí y es algo que está más allá de toda descripción. Si se hiciera un estudio de los muros de las ciudades y de los edificios públicos de Grecia, verían que todos ellos juntos no requirieron tanto esfuerzo ni tanto dinero como este Laberinto.

 

¡Y los templos de Éfeso y Samos no son precisamente obras pequeñas! Las pirámides son inmensas, enormes, y cada una de ellas puede equipararse con muchos de nuestros edificios griegos, pero no resisten comparación con el Laberinto.


Tiene una docena de jardines interiores, seis de los cuales están alineados del lado norte, y los otros seis, del lado sur. Están construidos de tal forma que los portales se enfrentan unos a otros. Un muro exterior sin aberturas rodea todo el complejo. El edificio en sí tiene dos pisos y tres mil habitaciones; la mitad de ellas son subterráneas y la otra mitad se encuentra a ras del suelo.

 

Personalmente, visité y observé estas habitaciones, pero con respecto a las subterráneas debo confiar en la autoridad de los demás, porque los egipcios no me permitieron entrar. Las tumbas de los reyes que originalmente construyeron el Laberinto y las de los cocodrilos sagrados se encuentran allí. Por lo tanto, lo que sé es de oídas. Sin embargo, me mostraron las que se encuentran arriba.

 

No creerían que fueron construidas por manos humanas. Los pasadizos que conectan las habitaciones y los pasillos zigzagueantes de una sala a la otra dejan sin aliento, por su colorida variedad.


Lleno de admiración caminé desde los patios de las habitaciones a las columnatas, de las columnatas otra vez a otras cámaras, y de allí a otros patios. El cielo raso de todos estos lugares está hecho de piedra, al igual que las paredes, que están cubiertas configuras en relieve. Cada patio está rodeado por una hilera de columnas de piedra caliza sin argamasa.

 

Cerca de la esquina donde termina el Laberinto hay una pirámide de por lo menos setenta y cinco metros de altura, decorada con un relieve de grandes figuras de animales. El Laberinto se encuentra cerca del lago Moeiis. Este lago no recibe el agua de fuentes naturales, sino que está conectado al río Nilo por un canal situado muy próximo a la pirámide.



Figura 2.

Según Heródoto, el lago Moeris es una extensión de agua artificial:

"(...) porque hay dos pirámides ubicadas en el medio, y ambas se elevan noventa metros sobre el nivel del agua,

mientras que sus bases se encuentran a la misma profundidad bajo la superficie.

Hay una figura de piedra encima de ambos edificios, que muestra a un hombre sentado en un trono".



Nuestra búsqueda del Laberinto


Como resultado de esta descripción, empecé a investigar junto con mi amigo y arqueólogo-astrónomo Gino Ratinckx. Al cabo de varias semanas, Gino -que había estudiado el mapa de Egipto muy exhaustivamente- encontró el lugar. Según la antigua tradición, el Nilo forma una proyección de la Vía Láctea en la Tierra.

 

Esto parecía ser correcto visualmente; entonces, él se planteó lo siguiente: ¿qué pasaría si lo mismo se aplicara a los templos y edificios más importantes?

 

Bauval había demostrado que las tres pirámides de Giza coincidían con el cinturón del sistema de Orión. De acuerdo con el mismo principio, el templo de Dendera debía estar alineado con la estrella Deneb, y el de Esna, con Altaír. Siguiendo este argumento, el Laberinto debía encontrarse en las Híadas, que forman un laberinto de estrellas en el cielo.

 

Por lo tanto, el lugar tenía que ser Hawara, donde hay una pirámide que coincide con la estrella Aldebarán, del signo zodiacal de Tauro. De modo que partimos para Egipto equipados con un sistema de posicionamiento global (GPS), utilizado para determinar coordinadas geográficas exactas. Con la ayuda de este sistema pudimos calcular las proyecciones estelares sobre la Tierra. Inicialmente, ¡no parecía que lo necesitáramos para nada!


Para nuestra gran sorpresa, ¡los egipcios habían asociado el templo de Dendera con la estrella Deneb! Este hecho confirmaba nuestra teoría recién descubierta. Lo que nos sorprendió más todavía fue que en 1843 un famoso arqueólogo alemán, Richard Lepsius, había hecho excavaciones en busca del Laberinto en Hawara, basándose en las instrucciones de Heródoto y Estrabón (un geógrafo griego que visitó el Laberinto en el año 25 a.C).

 

Sin embargo, Lepsius sólo hizo unas excavaciones superficiales y afirmó que el Laberinto se había derrumbado. Desde ese esfuerzo, no se volvieron a tomar más medidas para cavar en busca de este gigantesco edificio. Las averiguaciones realizadas con egiptólogos y las más altas autoridades egipcias acabaron con la misma respuesta: ¡el Laberinto se encuentra en Hawara, pero se derrumbó!

 

Y no hay planes para futuras excavaciones.

 

Oír una cosa semejante es, por cierto, terriblemente frustrante, pero también me recordó acerca de un caso similar. Hace algunos años, todos los egiptólogos sabían que el palacio de Cleopatra había desaparecido en el mar durante un movimiento de la corteza terrestre. Todos podían señalar el lugar exacto; no obstante, nadie hizo nada para averiguar la verdad, hasta que un buzo lo descubrió casi por casualidad. Incluso, no estaba muy profundo, sólo unos pocos metros bajo el nivel del mar.

 

Un fenómeno similar ocurre con el Laberinto; todos concuerdan en la ubicación del Laberinto, pero ¡no hacen nada para sacarlo a la superficie! ¡Increíble!

 


Secretos de mundos perdidos


No hay nada tan emocionante como buscar y descifrar viejos enigmas ocultos en la bruma de los tiempos, sacar a la luz secretos escondidos mediante una apasionante serie de descubrimientos. Si bien los tesoros de la civilización que existía antes de la ola gigante todavía están ocultos en Hawara, pude descifrar los códigos de varios mensajes. Aún me sorprendo cuando logro revelar un nuevo código.

 

Han permanecido durante milenios fuera del alcance del mundo exterior. Gracias al exclusivo sistema de codificación de los egipcios y los mayas, pude descubrir un avanzado patrón en ellos: forman un canal de comunicación de una sola vía con mi pensamiento. Las inscripciones matemáticas y los pictogramas juegan un papel clave en un interminable flujo de descubrimientos; son números mágicos en un remolino de cálculos; son los mensajes de una exótica civilización perdida hace mucho tiempo.


Los antiguos egipcios estaban convencidos de que iban a reencarnar más allá del sistema estelar de Orión. Los astrónomos modernos opinan que es allí donde están naciendo grandes cantidades de nuevos soles. Tal vez, los antiguos egipcios pensaban que el alma de los faraones despertaría nuevamente en Orión, bajo la forma de una estrella; ¿o existe otra evidencia física de su religión basada en las estrellas?

 

En todo caso, Orión es un participante esencial en el final de los tiempos que ellos predijeron.

 

Gran parte de sus expresiones deben ser interpretadas literalmente y no en forma metafórica. La teoría del ciclo de las manchas solares, que los egipcios establecieron de manera matemática, puede volver a develarse siempre que descubramos rápidamente cómo lograron realizar sus observaciones y extraigamos de ellas sus cálculos respecto de este fatal fin de los tiempos. Su principio básico debe ser fácil de descifrar, en especial si tomamos en cuenta su civilización sumamente adelantada.

 

Por medio de una serie de números podemos comunicarnos con sus mentes brillantes. Incluso si no estamos en condiciones de descifrar los jeroglíficos, el mensaje numérico había por sí solo. En el pasado lejano, los sumos sacerdotes tenían conciencia de este problema, conocían el secreto de los códigos que estaban reservados sólo para sus ojos.

 

Otros no tenían la clave sobre cómo traducirlos. Sin embargo, en caso de que a aquellos les pasara algo, las generaciones posteriores podrían sacar sus propias conclusiones sobre la base de los números. La clave de su conocimiento, por lo tanto, está dañada por los cálculos matemáticos. En mi libro anterior ya mencioné algunos buenos ejemplos de esto.

¡Ahora voy a llegar más lejos todavía!

 

Pude descifrar el Códice Dresden. Descifrar es como aterrizar en un planeta extraño y buscar a los creadores de las construcciones que quedaron. Afortunadamente, sin embargo, tengo a mi disposición algunas fuentes de conocimiento en común que me ayudarán con mi búsqueda. Por ejemplo, descubrí que compartimos la escala denaria, la misma cronología, y el hecho de que ellos dividían el círculo en 360 grados.

 

Todo este conocimiento contribuye a una mejor comprensión y desciframiento de sus "combinaciones matemáticas celestes"; y de esto se trata: de descifrar su mensaje cuanto antes, de verificar y anunciar en el mundo entero que sus predicciones eran exactas.

 

La ciencia actual no logró descubrirlo y sólo puede reconocer que sus cálculos eran correctos... y que significan el fin del mundo.

fuente:bibliotecadelaspleyades.net


continuara........
 

« Última modificación: 13/03/2009, 21:56 por lobezno »
13/03/2009, 23:26 -

Re: EL CATACLISMO MUNDIAL DE 2012

#1
Registrado:
17/01/2008
Gracias:
143/2113
Mensajes
20508
la verdad lobezno mi padre me decia hijo todos los dias se aprende algo


tu seguiras cuidando la seccion como estaba antes con ganimedes

si es asi me alegro pero ............... lo dejo asi en puntos suspensivos que si me has leido un poko sabes lo k pienso seguro
14/03/2009, 22:48 -

Re: EL CATACLISMO MUNDIAL DE 2012

#2
Registrado:
01/03/2009
Gracias:
0/4
Mensajes
631
Muy buenas elgeneral se lo que piensas y seguro que tu tambien sabes mi pensamiento.

Ambos tenemos un gran cariño a este foro y es lo que importa,no?

saludos.
« Última modificación: 14/03/2009, 22:55 por lobezno »
 

Related Topics

  Asunto / Iniciado por Respuestas Último mensaje
normal_post * 0 Respuestas
831 Vistas
Último mensaje 04/03/2008, 07:03
por elgeneral
normal_post * 0 Respuestas
965 Vistas
Último mensaje 17/04/2008, 13:50
por elgeneral
normal_post * 0 Respuestas
1022 Vistas
Último mensaje 20/06/2008, 14:52
por josagi
normal_post * 0 Respuestas
926 Vistas
Último mensaje 30/06/2008, 16:02
por Unamigo
normal_post * 0 Respuestas
697 Vistas
Último mensaje 11/07/2008, 14:20
por josagi
normal_post * 2 Respuestas
1467 Vistas
Último mensaje 11/07/2008, 19:24
por duke
normal_post * 0 Respuestas
913 Vistas
Último mensaje 04/08/2008, 23:40
por livy
normal_post * 0 Respuestas
1774 Vistas
Último mensaje 24/09/2008, 22:48
por ganimedes
normal_post * 0 Respuestas
2143 Vistas
Último mensaje 18/03/2009, 00:29
por chris...62
normal_post * 0 Respuestas
888 Vistas
Último mensaje 18/03/2010, 13:18
por vmax



PadreDeFamilia
!! ADVERTENCIAS !!: Las informaciones aquí publicadas NO CONTIENEN KEYS para la decodificación de ningún sistema: NO SON OPERATIVOS en sistemas SAT que precisen de su correspondiente suscripción. ESTA TOTALMENTE PROHIBIDO EL USO DE ESTAS INFORMACIONES PARA LA MODIFICACIÓN O DEFRAUDACIÓN DE SISTEMAS DE ACCESO CONDICIONAL. ESTOS FOROS SON MODERADOS Y NO SE PERMITE LA PUBLICACIÓN DE INFORMACIONES ILEGALES POR PARTE DE LOS USUARIOS. EN CASO DE DETECTARSE ESTE TIPO DE INFORMACIONES, LOS USUARIOS SERÁN EXCLUIDOS DE ESTAS PÁGINAS.
PROHIBIDA LA PUBLICACIÓN DE ENLACES A FIRMWARES ILEGALES